Loading...

1. Enriquecer la marca desde dentro de la empresa. Identifique un punto donde pueda existir “chispa” (un empleado, una sugerencia, usted mismo) y transmítala al resto de la organización.

2. Reutilice el feedback que proviene de sus stakeholders para mejorar constantemente. Comprenda que el ciclo de vida de un producto, de un servicio y, por ende, de su empresa, es limitado. Si no revisa constantemente, aunque sea con pequeños ajustes, los mensajes que traslada a sus consumidores, el fracaso llamará pronto a su puerta.

3. Focalizar nuestro plan de marketing alrededor de una o dos características de nuestro producto que sean verdaderamente diferenciadoras, con respecto a otras propuestas del mercado alternativas. Si carecemos de ventajas únicas, trabajaremos por destacar de otro modo, tal vez, en la forma de vender. Revisaremos los venctores que componen el marketing mix clásico. Ejerciendo un desplazamiento en cualquiera de ellos, estaremos innovando notablemente.

4. Vincule su empresa, sus productos, sus servicios, con aspectos emocionales. En igualdad de oportunidades, y partiendo de una realidad en la que los clientes escasean y las ofertas son muchas y variadas para atender las mismas necesidades, las asociaciones de marca en un nivel subconsciente tienen más eficacia. Creemos emociones especiales que signifiquen beneficios concretos para los clientes.

5. Para lograr la confianza de sus clientes, la propuesta de valor debe ser coherente con todo el ciclo de relación con la marca y con la percepción que el cliente tiene de nuestra empresa. Si prometemos, cumplamos. Si no vamos a poder responder, no prometamos. Por último, tengamos siempre presente que los clientes son personas.

6. Las redes sociales y los nuevos canales de comunicación nos permiten trasladar mensajes personalizados, adaptados a cada momento, no solo al tipo de cliente, sino a la hora del día y los estados de ánimo. Seamos permeables a la realidad social e impregnemos nuestra comunicación de cotidianeidad. Cercanía, afecto. Pasemos de comunicar (modelo clásico unidireccional) a dialogar (bidireccionalidad)

7. Co-creación: Tenderemos a elaborar planes estratégicos basados en el principio de co-creación de valor. Esto es, estudiar vías de relación con los stakeholders de forma que la marca se retroalimente con las aportaciones (feedback generado) lo que redunda en acciones de innovación beneficiosas para la marca.

8. No perdamos nunca de vista que las marcas deben aportar soluciones a sus consumidores. No siempre se tratará de completar una necesidad básica, sino de alimentar expectativas más elevadas.

9. Aunque vendamos tangibles, los consumidores compran intangibles. En este sentido, la experiencia de compra se erige como uno de los pilares fundamentales para lograr consumidores que hablen bien de nosotros, brandlovers.

10. La transparencia de la empresa nos obliga a revisar los aspectos contractuales, definir bien los términos de una promoción y evitar la tan temida, como repudiada, “letra pequeña”. La honestidad juega un papel fundamental.

Análisis

Aplicamos métodos propios de análisis para elaborar un diagnóstico preciso sobre la mejor inversión de marketing a realizar.

Estrategia

Planificamos y diseñamos la estrategia a seguir, estableciendo un calendario de ejecución distribuido en fases, adaptado a los requerimientos del cliente.

Desarrollo / Diseño

Desarrollamos y diseñamos los elementos de marketing necesarios

Éxito

El trabajo metódico, basado en nuestra experiencia previa, nos permite lograr objetivos. Éxito compartido con nuestros clientes.
Gracias. Contestaremos muy pronto.
Hubo un error. Intente de nuevo.

share on